jueves, 27 de marzo de 2014

consumir bebidas alcohólicas es malo


Las bebidas alcohólicas

son bebidas que contienen etanol (alcohol etílico),atendiendo a la elaboración se pueden distinguir entre bebidas producidas por fermentación alcohólica (vino, cerveza, hidromiel, sake) en las que el contenido en alcohol no supera los 15 grados, y las producidas por destilación, generalmente a partir de un producto de fermentación (licores,aguardientes, etc.) Entre ellas se encuentran bebidas de muy variadas características, y que van desde los diferentes tipos de brandy y licor, hasta los de whisky, anís, tequila, ron, vodka, cachaça, vermouth y ginebra entre otras.
La cantidad de alcohol de un licor u otra bebida alcohólica se mide bien por el volumen de alcohol que contenga o bien por su grado de alcohol.
El alcohol es una droga legal en la mayor parte del mundo y causa millones de muertes al año por alcoholismo



muchas religiones dicen que consumir bebidas alcohólicas es malo que la biblia lo condena sera verdad leamos el siguientes texto Salmo 104:15 “El vino que alegra el corazón, el aceite que hace brillar el rostro, y el pan que sustenta la vida.” ahora leamos este 1 Corintios 6:10 ni ladrones, ni personas dominadas por la avidez, ni borrachos, ni injuriadores, ni los que practican extorsión heredarán el reino de Dios.

La Palabra de Dios condena la borrachera y beber en exceso, pero no el consumo moderado de alcohol (1 Corintios 6:9, 10). De hecho, desde tiempos inmemoriales, los siervos de Dios han consumido vino, una bebida que se menciona más de doscientas veces en la Biblia (Génesis 27:25). “Come tu alimento con regocijo y bebe tu vino con buen corazón”, dice Eclesiastés 9:7. Como esta bebida fomenta un espíritu de alegría, se servía en ocasiones festivas, como las bodas. Fue precisamente en una boda donde Jesucristo realizó su primer milagro: convertir agua en “vino excelente” (Juan 2:1-11). También se usaba con propósitos medicinales (Lucas 10:34; 1 Timoteo 5:23).



“El prudente ve el peligro y lo evita; el inexperto sigue adelante y sufre las consecuencias.” (Proverbios 22:3)







sábado, 22 de marzo de 2014

La capacidad de almacenamiento del ADN


ADN?

Es la molécula que codifica la información genética. Se trata de una doble cadena que se mantiene unida por débiles puentes de hidrógeno entre pares de bases de nucleótidos. Los cuatro tipos de nucleótidos del ADN contienen las bases nitrogenadas adenina (A), guanina (G), citosina (C) y timina (T). En la naturaleza, los pares de bases se forman sólo entre A y T y entre G y C; por lo tanto, la secuencia de cada cadena individual se puede deducir a partir de su compañera. (Fuente: ORNL)



Su estructura fue dilucidada en 1953 por los científicos Watson y Crick, descubrimiento que años más tarde los haría ganadores del premio Nobel.

Si pudiésemos tomar una cadena de ADN humano y la estiráramos de forma lineal nos daríamos cuenta que el ADN humano tiene una longitud de extremo a extremo de 2 metros, el ADN se enrolla sobre proteínas y se compacta formando los cromosoma.

El ADN de manera global dirige la síntesis de todas las proteínas, se podría decir en términos más sencillos que el ADN es una acumulación de genes (fragmentos de ADN) y cada gen es la clave para la producción de una proteína.

¿Podría el ADN, con su gran capacidad de almacenamiento, ser el resultado de la evolución? ¿O fue diseñado? antes de contestar



Piense en lo siguiente: El ADN de la célula contiene miles de millones de datos biológicos que se conservan por muchísimo tiempo. “Podemos extraer [el ADN] incluso del hueso de un mamut, [...] y aún se puede leer”, asegura Nick Goldman, del Instituto Europeo de Bioinformática. “Además, es increíblemente pequeño y denso —añade—, y no necesita electricidad, por lo que es muy fácil de mantener y transportar.” ¿Podría el ADN almacenar información hecha por el hombre? La respuesta de los científicos es sí.

Un equipo de investigadores ha logrado almacenar imágenes y archivos de texto y de audio en ADN artificial —tal como se hace con dispositivos digitales—, y luego extraerlos sin ningún error. Los científicos creen que, con el tiempo, un gramo (0,04 onzas) de ADN artificial podría almacenar la información de tres millones de discos durante cientos —o hasta miles— de años. En principio, este sistema podría almacenar toda la información digital del planeta. Por eso se ha llamado al ADN “lo último en discos duros”.

jueves, 20 de marzo de 2014

Gánele la batalla al estrés


que es estrés?

El estrés (del inglés stress, ‘tensión’) es una reacción fisiológica del organismo en el que entran en juego diversos mecanismos de defensa para afrontar una situación que se percibe como amenazante o de demanda incrementada.

¿Qué cosas le producen estrés? 

  • La inseguridad económica y de otros tipos 
  • Una rutina agotadora 
  • Los problemas interpersonales 
  • Una experiencia traumática 

¿Cómo le afecta el estrés? 

  • Problemas de salud 
  • Desgaste emocional 
  • Dificultades para dormir 
  • Depresión 
  • Deterioro de sus relaciones personales 

Cómo manejar el estrés

El estrés en sí no es malo. La Asociación Americana de Psicología lo compara a la tensión de la cuerda de un violín. Si hay muy poca tensión, el sonido será apagado y desafinado; si hay demasiada, será estridente o la cuerda se romperá. Además comenta: “El estrés puede ser el beso de la muerte o la sal de la vida. La cuestión reside realmente en cómo manejarlo”.


Por otro lado, las personas tienen temperamentos distintos y algunas son más saludables que otras. Lo que le provoca tensión a una persona quizás no afecte a otra. Sin embargo, si su rutina lo tensa tanto que no le permite relajarse ni reaccionar bien ante situaciones difíciles, lo más seguro es que padezca estrés crónico.


Hay quienes recurren a las drogas, el alcohol o el tabaco para “manejar” su estrés. Otros modifican sus conductas alimentarias o pasan mucho tiempo frente al televisor o la computadora. No obstante, nada de esto ataca la raíz del problema; al contrario, podría empeorarlo. Entonces, ¿cuál es la manera correcta de manejar el estrés?

EXPERIENCIAS TRAUMÁTICAS

Nieng, que vive en Camboya, ha sufrido varias tragedias en su vida. En 1974 fue herida por una bomba que estalló en un aeropuerto. Un año después murieron sus dos hijos, su madre y su esposo. En el 2000 perdió su casa y otras posesiones en un incendio, y tres años más tarde perdió a su segundo esposo. Llegó hasta el punto de pensar en quitarse la vida.

Afortunadamente, Nieng encontró una manera de hacerle frente a su situación. Al igual que Kari, examinó la Biblia, y lo que aprendió le ayudó tanto que quiso compartirlo con otros. Su historia confirma los hallazgos de un estudio hecho por investigadores británicos en el 2008: para resistir el estrés hay que “hacer cosas por los demás”. Y este es un consejo que se escribió hace mucho en la Biblia (Hechos 20:35).

Nieng también se refugió en la esperanza de un futuro mejor, en el cual todos los problemas de la humanidad serán eliminados y la paz llenará la Tierra (Salmo 72:7, 8).

Para enfrentar los problemas de la vida, acuda a las páginas de la Biblia. Allí encontrará sabios consejos y la esperanza de un futuro mejor. Millones de personas ya se están beneficiando de este libro tan maravilloso. Usted también puede hacerlo.

LOS PROBLEMAS INTERPERSONALES


Cuando alguien lo ofenda, trate de mantener la calma. No le añada leña al fuego. “La respuesta, cuando es apacible, aparta la furia”, dice Proverbios 15:1.Los problemas con otras personas, especialmente en el lugar de trabajo, pueden generar mucho estrés. Si esto le ocurre, piense en las siguientes sugerencias: 

Intente resolver las diferencias en privado. Trate con dignidad y respeto a la otra persona (Mateo 5:23-25). 

Trate de entender los sentimientos y puntos de vista de quien lo ofendió. Ponerse en los zapatos de la otra persona lo ayudará a calmarse (Proverbios 19:11). También es útil pensar en cómo lo ven los demás. 

Perdone. El perdón es algo hermoso... y una buena medicina. Según un estudio realizado en el 2001, no perdonar aumenta significativamente el ritmo cardíaco y la presión arterial, mientras que hacerlo reduce el estrés (Colosenses 3:13). 

UNA RUTINA AGOTADORA 

Trate de encontrar momentos para relajarse y descansar. La Biblia dice: “Mejor es un puñado de descanso que [dos] de duro trabajo y esforzarse tras el viento” (Eclesiastés 4:6).Trabajar, estudiar, viajar todos los días, cuidar a los hijos, a los padres... Estas son cosas que suelen disparar el nivel de estrés, y sin embargo tenemos que realizarlas (1 Timoteo 5:8). ¿Qué hacer entonces? 

Ponga sus prioridades en el orden debido y lleve una vida sencilla (Filipenses 1:10). Si es posible, reduzca sus gastos o pase menos tiempo trabajando (Lucas 21:34, 35). 

Kari, mencionado anteriormente, empezó a estudiar la Biblia y eso lo llevó a analizar su vida. “Me di cuenta de que tenía un estilo de vida egoísta”, escribió. Vendió su negocio y consiguió un empleo que le permitía estar más tiempo en casa. Él admite: “Aunque ya no pudimos mantener el nivel de vida que teníamos, mi esposa y yo nos liberamos del estrés. Ahora pasamos más tiempo con nuestros familiares y amigos. No cambiaría la paz que siento por ninguna oportunidad de negocios”. 



¿ a que velocidad se reproduce una célula?

Algunas bacterias hacen replicas de si mismas en menos de veinte minutos (ver video http://adf.ly/gpztM).empiezan copiando
 todo el programa informático central y luego se divide,en presencia de un suministro constate de combustible,podrían multiplicarse a un ritmo exponencial.una sola generaría en tan solo dos días una colonia con un peso de mas de dos mil quinientas veces el de la tierra.las células mas complejas también se reproducen vertiginosamente por ejemplo las neuronas cerebrales de un bebe en el vientre de la madre se forman a un ritmo impresionante de 250 mil por minuto.

los fabricantes humanos suelen sacrificar la calidad de un producto en aras de la velocidad:¿como es posible entonces que las células se reproduzcan con tal celeridad y exactitud si son resultados de hechos aleatorios,no dirigidos?


http://adf.ly/gpyY0

miércoles, 19 de marzo de 2014

Existirán formas simples de vida?

el cuerpo humano es una de las estructuras mas sofisticadas del universo.tiene aproximadamente cien billones de células y existen mas de docientos tipos distinto en nuestro cuerpo

para ser una relación de lo perfecto que es nuestro cuerpo ni la mejor red integrada con super computadores no llega ni 6 parte del rendimiento del cuerpo humano

los científicos dice que hay dos tipos de célula las que posen núcleo la que lo carecen de el, la que lo posee se llama eucariotas y la segunda procariotas

los avances en microbio logia han posibilitado la exploración del asombroso interior de las celulas procariotas mas simples conocidas los cientificos mantienen la teoria que las primeras celulas vivas debieron de parecerse algo a estas

http://adf.ly/ggy6B

para tener una idea sobre una célula procariota;tendremos que hacernos mas pequeños cientos de veces mas pequeño que este punto de la final de la oración. nos separa al interior una membrana elástica y resistente como un muro se necesitan 10000 capas de esta membrana para igualar el espesor de una hoja de papel aunque se hace una ano-logia de muro la membrana es muy diferente ya que la membrana le da rige-des pero a la vez permite la entrada y salida de pequeñas moléculas



http://adf.ly/ghFLP

crees que esto fue evolución o un diseño de nuestro creador

Porque toda casa es hecha por alguno, pero el que hace todas las cosas es Dios.
hebreos 3:4




http://adf.ly/account/referrals

martes, 18 de marzo de 2014

JUEGOS DE AZAR


¿Qué tiene de malo el juego?

Según un cálculo del Departamento de Investigación sobre las Adicciones de la Facultad de Medicina de Harvard, en 1996 hubo en Estados Unidos “7.500.000 adultos adictos al juego en mayor o menor grado”, y otros “7.900.000 adolescentes con el mismo problema”. La Comisión Nacional sobre el Impacto del Juego incluyó tales cifras en un informe presentado ante el Congreso Estadounidense, en el cual se advertía que la cantidad de jugadores podría ser en realidad considerablemente más alta que la indicada.

Se calcula que la adicción patológica al juego, llamada ludopatía, pasa una factura de miles de millones de dólares al año a la sociedad estadounidense en concepto de pérdida de empleos, problemas de salud, subsidios de desempleo y programas de rehabilitación. Tal cantidad, sin embargo, no refleja en absoluto el sufrimiento que ocasiona el juego a familiares, amigos y compañeros de trabajo, como consecuencia de robos, desfalcos, suicidios, violencia doméstica y maltrato infantil. Un informe australiano indicó que cada jugador puede llegar a perjudicar directamente a diez personas. Hasta “el 50% de los cónyuges y el 10% de los hijos son víctimas de malos tratos por parte del ludópata”, según el Consejo Nacional de Investigación, de Estados Unidos

QUE ES LUDOPATIA

ludopatía (Et: del latín ludus, juego y del griego πάθεια, patheia, afección o padecimiento), ludomanía, juego patológico o juego compulsivo, etc. es un trastorno reconocido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su clasificación Internacional de Enfermedades en el año 1992. Sin embargo, esta no fue la primera vez que, como categoría diagnóstica y con el nombre de juego patológico, se reflejó en los ámbitos profesionales. Ya en 1980 a través del Manual Diagnóstico y Estadístico de los trastornos (DSM IV), la Asociación Americana de Psiquiatría describe el Juego Patológico en el apartado 312.31 como un síndrome en el cual aparece un fracasocrónico y progresivo de la capacidad para resistir el impulso de jugar.

SÍNTOMAS 

Preocupación por el Juego (por ejemplo el desmedido afán por revivir experiencias basadas en antiguas experiencia de juego, compensar ventajas entre diferentes competidores, planificar la próxima aventura, o pensar diferentes formas de conseguir dinero con el que jugar).
Necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero o con mayor frecuencia para conseguir el grado de excitación deseado.Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego. Inquietud o irritabilidad cuando intenta interrumpir o detener el juego
El juego se utiliza como estrategia para escapar de los problemas y/o para aliviar los sentimientos de desesperanza, culpa, ansiedad o depresión.Después de perder dinero en el juego se vuelve otro día para intentar recuperarlo jugando de nuevo.
Se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado de implicación con el juego. Se cometen actos ilegales, como falsificación, fraude, robo, o abuso de confianza para financiar el juego.
Se han arriesgado o perdido relaciones interpersonales significativas, trabajo y oportunidades educativas o profesionales debido al juego.
Se confía en que los demás proporcionen dinero que alivie la desesperada situación financiera causada por el juego.




En primer lugar, hay que admitir que las Escrituras no contienen leyes específicas sobre los juegos de azar. Sin embargo, eso no significa que no ofrezcan ninguna guía al respecto. La Biblia no proporciona una regla concreta para cada situación que se nos presenta, pero sí nos da este mandato: “Sigan percibiendo cuál es la voluntad de Jehová” (Efesios 5:17). El verbo griego que se traduce “percibiendo” conlleva la idea de “un esfuerzo y una búsqueda diligente de entendimiento” (Carta a los Efesios. Comentariopara exégesis y traducción). Por lo tanto, el cristiano que desea hacer la voluntad de Dios debe esforzarse de forma diligente por entender los principios bíblicos relacionados con este tema. A continuación analizaremos algunos pasajes de las Escrituras. Mientras lee los versículos, le invitamos a que se haga las siguientes preguntas: “¿Qué relación tiene este principio bíblico con los juegos de azar? Si yo jugara por dinero, ¿estaría haciendo la voluntad de Dios?”.

¿Aprueba la Biblia los juegos de azar?


SI UNO se dejara llevar por el cine y la televisión, pensaría que los juegos de azar —sobre todo en los casinos— son algo propio de personas ricas, atractivas y sofisticadas. Pero es obvio que la realidad es muy distinta.


En el mundo real, la lotería, las apuestas deportivas y el juego por dinero en Internet cuentan con tantos adeptos como los propios casinos. Un libro especializado en el tema señala que los juegos de azar son “un vicio casi universal cuyo atractivo se ha extendido como la pólvora” (Internet Gambling [Los juegos de azar en Internet]). El póquer, por citar un caso, se ha convertido en uno de los “deportes” de moda en la televisión y en la Red. Según cierto periódico, un grupo de expertos señaló que el número de jugadores de póquer en Estados Unidos se duplicó en tan solo dieciocho meses.


Al hablar de juegos de azar, nos referimos a aquellos en los que se apuesta una suma de dinero con la esperanza de ganar una cantidad mayor. Muchas personas creen que no hay nada de malo en hacer apuestas, siempre y cuando el dinero que se estén jugando sea el suyo y no caigan en la adicción. De hecho, el Catecismo de la Iglesia Católicasostiene que los juegos de azar “no son en sí mismos contrarios a la justicia. No obstante, resultan moralmente inaceptables cuando privan a la persona de lo que le es necesario para atender a sus necesidades o las de los demás”. Sin embargo, no se aporta ninguna base bíblica para tal afirmación. Entonces, ¿cómo debe el cristiano ver este asunto? ¿Permite la Biblia jugar por dinero?


En primer lugar, hay que admitir que las Escrituras no contienen leyes específicas sobre los juegos de azar. Sin embargo, eso no significa que no ofrezcan ninguna guía al respecto. La Biblia no proporciona una regla concreta para cada situación que se nos presenta, pero sí nos da este mandato: “Sigan percibiendo cuál es la voluntad de Jehová” (Efesios 5:17). El verbo griego que se traduce “percibiendo” conlleva la idea de “un esfuerzo y una búsqueda diligente de entendimiento” (Carta a los Efesios. Comentariopara exégesis y traducción). Por lo tanto, el cristiano que desea hacer la voluntad de Dios debe esforzarse de forma diligente por entender los principios bíblicos relacionados con este tema. A continuación analizaremos algunos pasajes de las Escrituras. Mientras lee los versículos, le invitamos a que se haga las siguientes preguntas: “¿Qué relación tiene este principio bíblico con los juegos de azar? Si yo jugara por dinero, ¿estaría haciendo la voluntad de Dios?”.


El señuelo de la buena suerte


Las apuestas se basan, al fin y al cabo, en el azar. Debido a ello, y sobre todo cuando hay dinero de por medio, los jugadores suelen confiar en la suerte, una misteriosa fuerza que supuestamente controla los resultados. Por ejemplo, a fin de atraer a la buena suerte, muchas personas compran solo determinados números de lotería, soplan los dados antes de tirarlos o incluso evitan por superstición ciertas palabras en las partidas de cartas y otros juegos.


Ahora bien, ¿qué tiene de malo encomendarse a los caprichos del azar? ¿Acaso no se trata simplemente de un inocente juego? Eso era lo que creían algunos israelitas de la antigüedad. Confiaban en que la suerte podía traerles felicidad y fortuna. Pero ¿cómo vio Jehová esa forma de pensar? Por medio del profeta Isaías, Dios les dijo: “Ustedes son los que dejan a Jehová, los que olvidan mi santa montaña, los que arreglan una mesa para el dios de la Buena Suerte y los que llenan vino mezclado para el dios del Destino” (Isaías 65:11). Como vemos, Jehová considera que la creencia en la suerte es una forma de idolatría y, por tanto, incompatible con la religión verdadera. A fin de cuentas, implica que se confía más en un poder imaginario que en Dios mismo. Y, desde luego, no hay motivo para pensar que Jehová haya cambiado su forma de ver este asunto.


El origen de los premios


Tanto si se apuesta por Internet o en un casino como si se compra lotería, quienes juegan por dinero suelen pasar por alto de dónde vienen realmente los premios. Y es que la gran diferencia entre el juego por dinero y una compra —u otra transacción legítima— estriba en que el jugador pretende quedarse con el dinero que pierden los demás.* Según el Centro de Adicciones y Salud Mental, de Canadá, “por cada persona que se hace rica con la lotería, hay millones que han perdido su dinero”. ¿Qué principios bíblicos pueden ayudarnos a entender lo que Dios opina sobre estos juegos?


El último de los Diez Mandamientos que recibieron los israelitas decía: “No debes desear la esposa de tu semejante, ni su esclavo, ni su esclava, ni su toro, ni su asno,ni cosa alguna que pertenezca a tu semejante” (Éxodo 20:17). En efecto, codiciar los bienes del prójimo —lo que incluye su dinero y sus pertenencias— era un pecado tan grave como desear a su esposa. Siglos después, el apóstol Pablo les recordó a los cristianos este mandato: “No debes codiciar” (Romanos 7:7). Así pues, si un cristiano quisiera quedarse con lo que su prójimo pierde, ¿no sería eso codicia?


El periodista Phillip Vogel escribió: “Lo admitan o no, [la mayoría de los jugadores] sueñan en el fondo con convertir su apuesta inicial —aunque solo sean unos pocos dólares— en una fortuna”. Ansían tener un “golpe de suerte” que los haga ricos de la noche a la mañana. Esta actitud está en marcado contraste con las Escrituras, que aconsejan que el cristiano “haga trabajo duro, haciendo con las manos lo que sea buen trabajo, para que tenga algo que distribuir a alguien que tenga necesidad” (Efesios 4:28). Además, el apóstol Pablo dijo claramente: “Si alguien no quiere trabajar, que tampoco coma”. Así que se espera que los cristianos “coman alimento que ellos mismos ganen” (2 Tesalonicenses 3:10, 12). Y es obvio que las apuestas no pueden considerarse un auténtico trabajo.


Por muy intensos que puedan resultar algunos juegos de azar, lo que se gana en ellos no es un pago merecido por un trabajo realizado o un servicio prestado. El jugador arriesga su dinero sabiendo que tiene muy pocas posibilidades de acertar, pero confiando en que el azar le favorecerá antes o después. En otras palabras, pretende obtener beneficios con poco o ningún esfuerzo. Sin embargo, las Escrituras indican que el verdadero cristiano se gana el sustento con el sudor de su frente. El rey Salomón dijo sabiamente: “En cuanto al hombre, no hay nada mejor que el que coma y en realidad beba y haga que su alma vea el bien a causa de su duro trabajo. Esto [...] proviene de la mano del Dios verdadero” (Eclesiastés 2:24). En lugar de hacer castillos en el aire o buscar soluciones fáciles, los cristianos acuden a Dios para encontrar verdadera esperanza y felicidad.


Una trampa muy peligrosa


Aun si a alguien le va bien con las apuestas, no debe permitir que el entusiasmo le impida ver las consecuencias a largo plazo. Como indica Proverbios 20:21, una persona codiciosa tal vez obtenga muchas ganancias en un primer momento, pero “su propio futuro no será bendecido”. Muchos ganadores han terminado descubriendo, para desgracia suya, que el dinero no trae la felicidad. Sin duda, es mucho mejor que hagamos caso a la Biblia y no confiemos “en las riquezas inseguras, sino en Dios, que nos proporciona todas las cosas ricamente para que disfrutemos de ellas” (1 Timoteo 6:17).


Con todo, más allá de las pérdidas y las ganancias, los juegos de azar tienen un lado mucho más oscuro. La Biblia advierte: “Los que están resueltos a ser ricos caen en tentación y en un lazo y en muchos deseos insensatos y perjudiciales, que precipitan a los hombres en destrucción y ruina” (1 Timoteo 6:9). Al hablar de un “lazo”, el versículo se refiere a una trampa diseñada para atrapar a una víctima. Así les ha sucedido a miles de personas que apostaron por primera vez una pequeña cantidad, solo para “probar suerte”: terminaron atrapadas en un “lazo” del que no pudieron escapar. Y así es como la adicción a los juegos de azar ha arruinado numerosas carreras y ha roto muchísimas familias.


Después de analizar todos estos versículos bíblicos, ¿qué opina usted? ¿Aprueba Dios el juego por dinero? El apóstol Pablo dio este consejo a los cristianos: “Cesen de amoldarse a este sistema de cosas; más bien, transfórmense rehaciendo su mente, para que prueben para ustedes mismos lo que es la buena y la acepta y la perfecta voluntad de Dios” (Romanos 12:2). El verdadero cristiano no guía su vida por la opinión popular, sino por la voluntad de Jehová. Él es el “Dios feliz” y quiere que también seamos felices (1 Timoteo 1:11). Si le obedecemos, disfrutaremos de la vida sin sufrir las tristes consecuencias del juego por dinero.



   


MI PRIMER TATTOO

QUE ES UN TATTOO
Tattoo (Tatuaje en inglés), es una marca hecha mediante la inserción de un pigmento bajo la piel.


Costumbre milenaria con significación alternadamente positiva y negativa, los tatuajes, más que signo de rebeldía, hoy son una moda. Para algunos, forma de expresión personal; para otros, un nuevo modo de ser tribales, «dime qué te tatúas y te diré quién eres». Nadie puede afirmar que un tatuaje altere lo esencial de la persona, pero no hay que perder de vista el sentido común, su significado en cada cultura bajo la lupa de los criterios sociales y su permanencia
Según un informe oficial, basado en una encuesta hecha en 2003, unos 45 millones de estadounidenses llevan tatuajes. Más de siete millones de ellos lo lamentan.
Algunos años después de que reviviera la moda del tatuaje, ha llegado la contramoda. Muchos que se hicieron tatuar buscan ahora quien les quite los tatuajes. Primero quisieron llevar en la piel, «para siempre», el nombre del novio o la novia, un símbolo rockero y contestatario, un adorno chic… Pero la vida cambia, aquel novio ya no lo es, ese adorno resulta ahora tan anticuado…
Así como la moda hizo surgir una floreciente industria, también la contramoda crea buenas oportunidades de negocio para dermatólogos y centros de belleza, que en Estados Unidos terminarán el año habiendo quitado unos cien mil tatuajes con aparatos de rayos láser. No es en realidad la «contraindustria», pues necesita a su opuesta. Es más: en buena parte una y otra se sostienen mutuamente, pues muchos se quitan tatuajes para hacer hueco a otros nuevos.
La mayoría de los que se quitan tatuajes son mujeres de entre 25 a 35 años, dice el doctor Tattoff, director ejecutivo de la cadena de establecimientos dedicados a esa actividad. Lo que no sabe es si se debe a que ellas se tatúan más o a que se arrepienten antes.
Quitarse un tatuaje es una operación larga, molesta y un tanto cara (el doctor Tattoff cobra 39 dólares por pulgada cuadrada de adorno que eliminar). Pero un equipo de científicos del Massachusetts General Hospital y de las universidades Duke y Brown tiene a punto una nueva técnica de tatuaje fácilmente reversible. El pigmento irá dentro de microcápsulas y se podrá desintegrar con rayos láser de un tipo especial. El sistema, que se comercializará después de este verano, se llama Freedom-2, en alusión a la segunda oportunidad que ofrece a quienes perdieron la libertad epidérmica con la técnica tradicional.
Una vez que, gracias a Freedom-2, los tatuajes sean de quita y pon, dice el director ejecutivo de la compañía formada para explotar el invento, se animarán a tatuarse muchos que no se atreven por la dificultad de borrarlos. Si así ocurre, las dos industrias saldrán ganando. Fuente: International Herald Tribune



SABES QUE OPINA DIOS DE LOS TATTOO?

aunque no lo creas un libro tan antiguo como es la biblia habla de los tatuajes en levítico 19:28 "y no deben hacerse cortaduras en su carne por un alma difunta" y no deben ponerse marcas de tatuaje".

porque crees que Dios nos diría no a los  tattoo

  • Evaluar el riesgo de transmisión de infecciones virales por la ejecución de tatuajes.
  • Tatuajes y perforaciones en adolescentes(Tattooing and piercing in teenagers) 


 

mi opinión cuenta Template by Ipietoon Cute Blog Design